Si algo es para ti, no necesitas perseguirlo.

 

Siempre se debe luchar por lo que se quiere, se sueña y se desea con todo el corazón; solo así lo obtendrás, pero cuando ese deseo es una persona con esencia de hombre la frase no aplica mucho, ¿por qué? Jamás se debe mendigar amor. En esta vida se debe valorar más la integridad y el comportamiento que tengamos que exponernos cuando tenemos una idea que esa persona por la cual las piernas nos tiemblan y ciertas zonas se humedecen no está en tu vida en el mejor momento o sencillamente no es para ti.

 

Imagen: Weheartit

 

Aunque a veces quiero creer en el destino otras tantas me hago la sorda, ciega y muda; he visto una infinidad de veces como; tanto hombres como mujeres se empeñan en esperar a un amor creyendo que era el de sus vidas. Creo que esto es cosa del corazón, de eso no hay la menor duda esa intuición a veces nos puede engañar convirtiéndonos en los lobos en busca de esa presa.

 

Imagen: Weheartit

 

En definitiva creo que cuando algo en realidad es para ti llega solo a tu vida, incluso ni quitándote del camino se apartará porque solamente tus energías y pensamientos lo atraen hacia ti de manera natural, es tuyo te lo mereces. Solo que cuando se trata de personas –esos amores que incluso nos hacen doler la cabeza más que el corazón- la historia es otra, no intentes perseguir y menos aferrarte cuando ese alguien intente apartarse de tu vida, piénsalo; puede que no sea el o la indicada para ti.

 

Imagen: Weheartit

 

Cuando nos merecemos esa presencia a nuestro lado sola llega y sola se queda, sin necesidad de aferrarnos como sanguijuelas a sus brazos, se quedara porque también se sentirá a gusto contigo y querrá comerte – tendrá esa misma mezcla de deseos y sentimientos que tú-, será tuyo de todas las maneras posibles y te darás cuenta que sin necesidad de perseguir, lo que es será.

 

Imagen: Weheartit