Algunas personas se debilitan ante su pasado, pero yo me fortalezco cada día gracias a él

Mi pasado ha sido la razón para no rendirme

Algunas personas se debilitan ante su pasado, pero yo me fortalezco cada día gracias a él.

Algunas personas se debilitan ante su pasado, pero yo me fortalezco cada día gracias a él. Recordar mi pasado ha sido la razón para no rendirme. Claramente no es fácil enfrentarte a tremendo y horroroso monstruo, pero lo hago porque sé que es salvarme o morir, y me salvo siempre. Siempre.

 

 

Mi Yo del pasado no es mi Yo de ahora, y aunque no me arrepiento de lo vivido ya que no tiene caso hacerlo, sé que hice y dije cosas que no eran apropiadas o indicadas, sé que tomé decisiones equivocadas, e independientemente de lo mucho o poco que me haya costado, no cambiaría nada. Soy la mujer firme, valiente, decidida, gracias a mi Yo del pasado.

Soy la mujer firme, valiente, decidida, gracias a mi Yo del pasado.

Caer, levantarse, caer, levantarse, caer levantarse. De eso se trata. De caer y levantarse cuantas veces sea necesario. Me convertí en una mujer con pensamiento sólido, fuerte, argumentativo.

Gracias, Yo del pasado por hacerme la mujer que soy.

 

 

Gracias, Yo del pasado por no desaparecer, gracias por estar para recomendarme qué hacer y qué no.

Somos almas llenas de vida, de experiencias, y de recuerdos.

Me encanta no rendirme. Me encanta seguir adelante ante la adversidad. Me encanta amarme. Me encanta ser una jodida mujer fuerte.

Así que nunca te olvides de tu pasado, no tiene que dolerte, solo fortalecerte.

Somos más que cuerpos vacíos, somos almas llenas de vida, de experiencias, y de recuerdos.