Amigo, yo me gradué en la escuela de la vida.

Y sin embargo aún sigo aprendiendo.

Me dice que me pone a prueba, entonces yo me pregunto ¿acaso él es difícil de alcanzar? Como siempre en este tipo de actitudes mi sarcasmo saco su lado más agridulce ¡amigo mío! yo me gradué en la escuela de la vida y con honores.

 

Imagen: Weheartit

 

Y no es que me las sé todas ni nada por el estilo, pero la vida en cuanto a experiencias se suman dentro de ella me enseño y de verdad que si me puso a prueba, de esas donde te preguntan si de verdad has conocido lo suficiente las acciones vacías de los demás como para darse cuenta quien vale la pena para que se sume a tu vida, es cuestión de matemáticas.

 

Imagen: Weheartit

 

Estoy casi segura que los únicos que me colocaban a prueba eran los profesores de la prepa y la Universidad, en mi cabeza no cabe que en cuestiones del corazón esto entre en una conversación, sencillamente son comentarios que hacen bajes de la cúspide de la montaña rusa de corazones y colores, es como si cupido te empujase al vacío.

 

Imagen: Weheartit

 

Y sí que suceden este tipo de cosas, tengo la convicción de qué quien se acerca a ti con buenas intenciones y con algo más que un interés es porque simplemente le agrado algo de ti, algo diferente a lo que esa persona tiene, entonces para qué pruebas, las únicas pruebas que deben existir entonces son las de los labios y la piel.

 

Imagen: Weheartit

 

Entonces, primero le invito a estudiarse así mismo, porque creo que le hace falta estudiar más. Los amores a pruebas son como la sal en el agua.