Amor con hambre no dura.

 

Veía esas parejas en la familia y les decía: Amor con hambre no dura. Mientras yo aguardaba detrás de ella y la escuchaba, pensé que todo giraba en torno al dinero u estatus social, pero no, ahora entiendo que tenía toda la razón.

 

Imagen: Weheartit.

 

El amor se va, pero el hambre no. Si no alimentamos el amor de todas las maneras posibles y existentes, nos dará  hambre y el amor se ira sin medida. Hay que mantenerlo sobre bases hechas de responsabilidad, unión y un poco de juego, cuando hay amor del puro, del bueno.

 

Imagen: New.vk.

 

A cierta edad ya sabemos diferenciar eso del resto de sentimientos no encontrados. Entendemos que es más que tomarse de la mano y subir una foto juntos en una red social, es cariño combinado con lujuria hacia el otro, algo a lo que poco a poco hay que irle agregando detalles para que no empiece a padecer de hambre.

 

Imagen: Weheartit.

 

Con el ingrediente del respeto por todas partes y unas cuantas gotas de fogosidad, muchos “te quiero” incluso “te amo” pero sinceros. Acciones que demuestren que ambos están involucrados. Volver al principio cuando se conocieron y vivir cada día no como si fuese el primero, pero si uno muy especial.

 

Imagen: Weheartit.

 

Alimentar, darle de comer cada día a esas dos almas, esos espíritus que planearon estar juntos, y no dejarlos morir de hambre. Pero esto solo lo pueden hacer esos dos seres, no hay terceros, ni invitados, incluso ningún familiar que diga “Amor con hambre no dura”.