Aunque se me rompan los huesos.

Si la oportunidad de estar contigo apareciera de nuevo, no la tomaría.

Deje de impresionarme hace mucho tiempo, ese calcio repleto con tu nombre fue desapareciendo tal cual como lo hacen los años entre mis huesos, esos que muchas veces se sacudieron dentro de mi piel al mezclarse con la de él.

 

Imagen: Weheartit

 

Es difícil cuando hasta los tuétanos están involucrados en esto. Prefiero romperme en mil pedazos sabiendo que fue por decisión propia. Después de todo algo en mí ya se ha rompido antes en nombre de eso que una vez llame amor.

 

Imagen: Weheartit

 

Cambiaré esos huesos rotos de las noches de pasión por los golpes de un olvido que ya estaba anunciado. La distancia y la distracción serán mis mejores abogados, mientras que el tiempo mi médico de cabecera.

Muchas veces lo que peor lleva nombre es lo que en realidad vale la pena, romper cadenas, mordazas y eso que una vez nos unió con la persona equivocada. Y si, tal vez fue la indicada pero dentro de una equivocación en la que las acciones y promesas se echaron al vacío.

 

Imagen: Weheartit

 

Es preferible romperse uno mismo que dejarse seguir rompiendo por otro, las heridas propias sanan más rápido mientras que las hechas siguen escrudiñando en nuestro interior con la intención de hacernos cambiar de opinión.

Nunca pensé que diría estas frases, incluso las canciones me las dicen pero hace mucho tiempo dejo de doler, eso que quemaba por fuera de la forma más ardiente y deliciosa por fuera lo hizo de la peor forma por dentro. Por eso aún sigo aquí, de pie; prefiero que se me rompan los huesos antes que dejar que él lo haga.

 

Imagen: Weheartit