Cena con derecho a desayuno ¿mito o realidad?

Las viejas creencias y las aventuras por referencia nos han dicho una y otra vez estas mágicas palabras durante años, más cuando llegamos a la adultez. Ahora yo me pregunto qué tan cierto será esto.

 

Imagen: Weheartit

 

Creo que la mayoría, tanto hombres como mujeres tenemos esta idea puesta en nuestra mente, y más cuando de desconocidos se trata. Ambos sexos sabemos a quién queremos para pasar el rato y quien de verdad nos mueve lo suficiente el tapete como para no ir tan rápido –aunque nuestras hormonas digan todo lo contrario-.

Pero sigilosamente en nuestra naturaleza ya está “pensar mal” o con “doble sentido” quizás inconscientemente hacemos proposiciones indebidas pero que de divinas tienen mucho.

 

Imagen: Weheartit

 

Entonces acaso será cierto esto de, en realidad solo compartir la cena también queremos comernos a quien nos invita a ella y obviamente usar su camisa al día siguiente mientras preparamos el desayuno. Creo que más que un mito o realidad es un logro, todos absolutamente todos en nuestra vida deberíamos vivir una aventura de este tipo con algún desconocido o desconocida, y no digo que sea con el primero que encuentres en la calle, pero si con quien compartir la cena te deje con ganas de seguir probando al invitado.

 

Imagen: Pinterest

 

En realidad para mí los mitos están muy alejados de la realidad, y creo que vivir un momento de este calibre es una realidad que a ciencia cierta todos anhelamos llevar a cabo, los mitos quedaron en nuestra niñez cuando nos asombrábamos por cualquier historia misteriosa.

 

Imagen: Weheartit