Con ganas de que seas mío, pero tú no colaboras.

 

Estas ahí con tu mirada perturbadora y tu sonrisa de media cara que no le quita la mirada a la mía cuando te tiene de frente. Es como si percibieras mi olor, como si nuestras miradas tuviesen que bailar, mientras que nuestros labios gritan nuestros nombres. Tal vez sean solos los míos que quieren estar sobre ti.

 

Imagen: Weheartit.

 

Y es que quiero devorarte, comer de tu carne, abrazarte, besarte, acariciar tu musculoso y provocativo cuerpo, pero tú no colaboras ni siquiera pones de tu parte. Quizás a mí, me hace falta expresarme un poco más y dejar mis miedos junto a mis recuerdos en una esquina de mi departamento.

 

Imagen: Weheartit.

 

No quiero que se pasen mis días, y que mis noches se apaguen sin ti. Creo que ha llegado el momento de expresar esa pasión que tengo guardada en la botella sobre la alacena e invitarte una copa, incluso dos o tres más.

 

Imagen: Weheartit.

 

Quiero una noche de estas ganarle a mis modales y dejarme ser libre con él. No esperar a dar un paso, si con una oración todo puede salirse de control. Ser lo que realmente soy y trato de esconder, aunque no quiera hablar totalmente de amor, si de aventura en aventura también se cometen locuras. Te quiero a ti, aunque no sepa cómo decirlo pues tu no colaboras mucho en eta situación.

 

Imagen: Weheartit.