Cría recuerdos y te sacaran lágrimas.

Deja de una vez por todas en el pasado sus fotos, canciones y verbos compartidos en alguna cama de una vez por todas.

Quien cría con esmero un pasado que por algo ya es pasado está destinado a sufrir día tras día un amor que tal vez solo uno de los dos aún vive. Quien mantiene viva la idea de un recuerdo estará propicio a cristalizar sus ojos.

 

Imagen: Pinterest

 

A ese paso solo conseguirás maltratarte más de lo que ya estas, pues quien aun vive incrustado en algo que ya fue sencillamente no dejara entrar a su vida un nuevo amanecer.

Hay trenes que pasan solo una vez en la vida para dejarnos algo de aprendizaje en la estación en la que estemos, pero de forma natural seguirán avanzando si no es el indicado para llevarte a tu destino. Así es la vida y así el amor, no siempre como deseamos y son esas injustas lagrimas que se escapan cuando quieren al recordar los momentos vividos y las miradas que muchas veces se cruzaron entre los dos.

 

Imagen: Weheartit

 

Ya no es felicidad por un recuerdo, es tristeza por la ausencia de ello. No te maltrates y deja de estar revisando su Facebook, porque quien no quiso quedarse a tu lado fue porque no era el indicado, estas para vivir tu presente y cultivar tu futuro y mientras sigas recordando un pasado fallido nunca avanzaras.

 

Imagen: Pinterest

 

Irónico, que alguien que ha vivido algo similar dé este tipo de consejos, pero algo si es muy cierto quién mejor que un vicario que ha vivido en carne propia la crianza de unos recuerdos que solo sacaban agua con sal de sus ojos.