Deja de pensar en el tiempo, y solo…¡Vive carajo!

“Nunca pienso en el futuro. Llega demasiado pronto”
Albert Einstein

 

Imagen: Weheartit

 

Es inevitable no sentirse ansioso; cumplir cada plan, meta, proyecto o simplemente ver los frutos de los esfuerzos cotidianos tal cual como queremos que sean. Pero, en ese maravilloso camino lleno de retos y aspiraciones nos preocupamos más por el tiempo que eso conlleve que en disfrutar de todo lo que de manera voluntaria o involuntaria se atraviesa durante el camino.

 

Imagen: Weheartit

 

¿Y si apartamos nuestra mente un poco del reloj? Estoy casi segura que nuestro corazón no se aceleraría tanto y el riesgo de morir más joven estaría a diez mil años luz. Y es que a veces solo se necesita un poco de sarcasmo para tomarnos la vida con más calma y dejar de pensar o lamentablemente “compararnos” con el resto de mortales.

 

Imagen: Weheartit

 

No todos tenemos los mismos tiempos, no llegamos al mundo con un manual de uso y mucho menos somos barajas de álbum “repetidas”. Deja de pensar en tu tiempo y déjate ser, que la vida está llena de errores y bien que son ellos los que te permiten madurar y por ende avanzar si así lo deseas. No quiero decir que te lances a los brazos de lo incierto sin paracaídas, pero sí déjate llevar un poco y enfoca el rumbo de tu vida en lo que solo tú deseas para ella, porque créeme qué quien vivirá con los resultados solo será la persona que ves al espejo cada mañana.

 

Imagen: Weheartit

 

Actúa con seguridad y con la certeza de que todo lo que hagas cada día te llevara a resultados esplendidos, y si algo sale mal… Todo tiene solución, menos la muerte. Solo deja de pensar y actúa.

 

Imagen: Weheartit