Deja tus celos locos y bésame que yo soy tuya.

 

A veces solo queremos ser de esa persona, así como él es para nosotras.

 

Imagen: Weheartit

 

Pero algo se atraviesa en nuestro camino, no somos el único aroma en su cama. Estamos conscientes que existe otra, incluso otras que están rodeando su zona y que ese corazón el cual quisieras que te pertenezca solo a ti es sutilmente compartido con las demás.

 

Imagen: Pinterest

 

Pero, cuando el caso es el contrario esto parece no entrar en su cabeza. No te quiere compartir con nadie más y el simple hecho de saber que otros de su género te rodean le carcome las entrañas. Entonces ¿Qué sucede cuando ambos casos se presentan? Es como si quisieran estar pero no pueden porque existen otros entre los dos.

 

Imagen: Weheartit

 

Tú estás completamente clara de la persona que es él y prefieres seguir con tu vida de mortal antes que caer con ese hombre disfrazado de celos locos que no sabe qué hacer contigo pero tampoco te quiere soltar. Igual no puedes alejarte por completo pues te ves atraída por ese loco lleno de celos y aunque no lo quieras reconocer afirmando que tu corazón no siente nada, eres de él.

 

Imagen: Weheartit

 

Cada parte de ti está entre la espada y la pared, ese que esta a tu lado ante todo y te protege y el lleno de celos locos que es como un espada cuando quiere. Te clava de todas las maneras posibles pero aun así no lo quieres soltar, estas ahí para cuando él quiera porque existe algo más fuerte aunque el mundo no lo crea, solo quieres que te coma a besos y no te suelte jamás.

 

Imagen: Pinterest