Disculpe, no escuche su llamada, estaba dormida

En los brazos del amor de mi vida.

Disculpe, no escuche su llamada, estaba dormida pero, dígame, ¿qué necesita? ¿Por qué me llama ahora? ¿Acaso para saber si aún sigo llorando por su ausencia? ¿Por qué ahora, después de que jugó y pisoteó mis sentimientos decidió llamarme? Usted me dejó para ser feliz con ella, ¿lo recuerda? Y ahora me llama, ¿acaso ella ya no cubre sus necesidades como alguna vez yo las cubría?, ¿o qué quiere? ¿Quiere saber si su recuerdo aún me persigue? ¿Si sigue usted clavado en mi corazón? Ok, con estas líneas despejare sus dudas.

Fuente: We Heart It

Cuando usted me rompió el corazón quedé devastada, debo reconocer que mi mundo se derrumbó por completo tras su partida, y lloré, no entendía por qué me había mentido, por qué construir un mundo de mentira, una dolorosa fantasía, pero pasó el tiempo, ese bendito tiempo que lo cura todo, y un día, mis ojos se cruzaron con los de un poeta, un hombre que me describió a través de letras, que me desnudó con versos, que me hizo el amor con poemas, e irremediablemente me enamoré.

Fuente: We Heart It

No crea que él fue el clavo que lo sacó a usted. Él fue el arquitecto que derrumbó por completo esa pared, no existen más clavos, él retiró por completo los escombros de amores pasados y prejuicios, construyendo cimientos con pasiones y caricias, y soy feliz al despertar con poemas cada día y hacer el amor entre letras y tinta..

Disculpe, no escuche su llamada, estaba dormida entre los brazos del amor de mi vida…

Fuente: Favim

Autor: Adri Torr