Dos mujeres decidieron no afeitarse más y lucir orgullosas su barba. Son las heroínas modernas

Mar Llop y Cristina Almirall se dejaron el pelo en sus caras convirtiéndose en un ejemplo y crearon un movimiento que reúne a todas las mujeres que pasen por lo mismo, para dar apoyo. ¡Todas deberían vivir así de libres!

Por años el machismo nos ha hecho creer que las mujeres no deben lucir pelos en sus cuerpo. Desde que son pequeñas se les inculca que ni un solo vello debe verse en su cara, piernas, brazos o realmente en cualquier parte. Pero la verdad es otra: en el cuerpo femenino sí crecen pelos. Y no, la cantidad ni espesor del vello es exclusivo de los hombres.

A pesar de que el feminismo ha trabajado por visibilizar la realidad, y muchas mujeres se han animado a mostrarse sin tapujos frente al mundo, especialmente en redes sociales, aún hay personas que juzgan al ver una pierna peluda. Aún sigue siendo un acto de valentía.

Por eso Mar Llop(31) y Cristina Almirall (24) son heroínas modernas. Ellas no le temen al patriarcado ni a ninguno que quiera burlarse de sus pelos. La primera luce feliz con su vello en la barbilla y la segunda en el cuello. No es que tengan “pelo como los hombres”, esto también es de mujeres.

Tras pasar toda su vida esforzándose por eliminar sus pelos, decidieron mostrar y no afeitarse más. Crearon el movimiento “Som Barbàrie”, que pretende poner en contacto a mujeres en la misma situación y apoyarse.

Pero el camino no fue fácil para estas dos para llegar a esta resolución.

Por su parte, Mar decidió hace seis años dejar de afeitarse la barbilla. Pero tampoco fue fácil. “En invierno, iba con bufanda para tapármela”, contó. Hasta que un día aceptó su cuerpo “tal y como era”. “Se acabó, ya no me afeito más y a ver qué pasa”, sentenció.

Desafortunadamente, recibió burlas y acoso. En ocasiones respondió, pero en otras se quedó callada.

Sin embargo, en el ámbito laboral y de relaciones no ha tenido problemas. “Al principio se extrañaban, pero una vez lo hablas y lo puedes explicar es diferente”, contó. Aunque también admitió que “quizás, el hecho de tener barba visible” no le “jugó a favor” en alguna de las entrevistas de trabajo.

El dúo es tajante sobre su posición y rechazan el concepto hirsutismo, que responde al crecimiento excesivo de vello, principalmente en mujeres, en zonas que no suele producirse, como barbilla, cuello o labio superior. “Estamos totalmente en contra de esta enfermedad. Es una patología de la belleza totalmente patriarcal que sólo afecta a mujeres porque tienen pelo donde sólo los hombres pueden tener”, dijo Mar.

Mar y Cristina ahora se dedican a reunir a mujeres con barba, para exponer sus problemas y darse apoyo. El 23 de enero realizaron su primer encuentro, donde asistieron cerca de 15, y ya confirmaron el segundo para el 17 de febrero en Barcelona.

 

Fuente:UPSOCL