Duerme con sueños, despierta con metas.

Y aunque suene una frase muy trillada o algo de sensual tenga detrás de la palabra “dormir” pues en mi mente se dispara la imaginación de con quien compartir ese sueño debajo de las sabanas, existe algo que debe quedar en claro. Todos absolutamente todos debemos tener sueños y convertirlos en metas.

 

Imagen: Weheartit

 

Por eso duerme y mantente despierta con la certeza de que llegaras a tu meta, que tus objetivos serán exitosos y que el camino por el cual pasaras estará lleno de obstáculos que con actitud vas a superar.

 

Imagen: Pinterest

 

Si alguien llega para acompañarte a dormir ten bien en claro qué tipo de sueños quieres compartir. Sueños húmedos que se  pueden convertir en un cortometraje de altas temperaturas o los sueños de una vida llena de propósitos transformados en acciones cumplidas.

 

Imagen: Weheartit

 

Lo cierto es que la realidad en todo esto es seguir luchando por lo que se quiere y se desea sin mirar atrás. Soñar y hacer que todo es se cumpla, desde lo más mínimo hasta lo más ejemplar, sin formulas y requisitos; sencillamente a tu gusto y forma porque al final es lo que tú personalmente quieres lograr.

 

Imagen: Pinterest

 

Y si hay que iniciar nuevas páginas, nuevos sueños y rodearse de otras personas y ambientes simplemente se hace, con la convicción de que todos los días dormirás cargada de sueños y que al despertar se convertirán en objetivos para llegar a la meta. Duerme, ya sea sola o acompañada no dejes de soñar lo que quieres e inclusive te roba el sueño por su grandiosidad.

 

Imagen: Weheartit