“Échame tierra y veraz como florezco”. Frida Khalo

De esta vida he aprendido que mientras más tierra te cae más floreces y no sé si existirán otras vidas, pero lo cierto es que haré de esta la mejor de las siembras.

 

Imagen: Weheartit

 

Vida, esas cuatro letras que a veces es un tanto complicado “vivir” y más cuando existen intrusos que quieren hacer de ella un caos, como si no tuviesen una propia. Lo cierto, es que está llena de retos y adversidades, de esa tierra que también te nutre, entre más tierra hay floreceremos de la manera más espectacular.

 

Imagen: Weheartit

 

Somos plantas de la vida, flores, rosas o tal vez jazmines. Esplendidos regalos de Dios que necesitan todos los nutrientes para seguir floreciendo. Quien quiera vernos quebrantadas deberá seguir arrojando toda la tierra posible para que observen cómo nos volvemos más fuertes.

 

Imagen: Weheartit

 

Y es que florecer consiste en aguantar las nubes grises y los días soleados, es agua y mucha tierra, está ultima la que creemos nos dañara, por lo contrario nutrirá cada parte que existe dentro para definirnos en un futuro. No todo lo que parece destruirnos lo hará, así como todo lo que brilla no es oro.

 

Imagen: Weheartit

 

Mientras existan personas que quieran opacar nuestra visión de vida, hay estará una rosa aguantando el peso de la lluvia, una flor el peso de una abeja y un pétalo el correr de las gotas, entonces cómo no aguantar el peso de los obstáculos si somos suaves y bellas plantas capaces de soportar cualquier adversidad que nos hará florecer.