El amor más que un “Te quiero”, es un “Yo te cuido”.

Debemos entender de una vez por todas, que el amor no es solo pasearse de la mano junto a alguien, o jurarle con palabras lo que con acciones nunca se ve.

 

Es resguardarle el alma de cualquier mal, brindar con él o ella sus alegrías y acompañarle en las tristezas. No es necesario ni siquiera jurar amor delante de ningún altar, y aunque sea fiel creyente de este acto de amor, prefiero vivirlo y sentirlo a que solo lo expresen.

El amor más que ser compartido en sobre algún colchón, es un acto que se debe expresar casi igual como el que tus padres hacían contigo. Es defender los actos de otro, protegerle los pensamientos e incluso sus cambios de humor. Y a parte de todo, comprenderle y entenderle, porque incluso para llegar primero a decir un “te quiero” se debe aceptar el paquete completo.

 

 

De eso, y un sinfín de cosas más se trata esto. Algo que ni siquiera yo sé, pero que involucran a todas esas personas que hoy en día dicen estar fielmente enamorados de la persona que camina a su lado. Porque incluso de eso también se trata, resguardarle los pasos y motivar a que de los próximos a esos.

 

 

No bastan solo los besos y las caricias, sino también los gestos. El saber que contaras con esa otra persona al comenzar el día e incluso al finalizar, es entender que no está solo como un postre que te quieres devorar, porque aparte de eso se fortalecerá y crecerá contigo, así como tú con él o ella.