En la pausa de mi vida.

Siento que mi vida se detuvo por un momento, hizo un stop y va en cámara lenta.

 

No es que haya muerto pero tampoco estoy viviendo, menos como solía hacerlo, tal vez extrañe un poco mi pasado y eso es algo que me frustra un poco, estoy al compás de mi destino y como este me quiera dirigir y es que pensaba tenerlo todo bajo control pero no es así.

 

Es como si todo se fuera de mis manos y desapareciera un poco ante mí. Y aunque mi vida va conforme a las manecillas del reloj, lo hace de una manera muy lenta, tal vez esté entrando en una nueva etapa de mi vida y no he dado cuenta.

Es un proceso lento demasiado diría yo, y aunque las semanas transcurran rápido ante mis ojos, siento como si lo demás se quedara en stop, así voy y no hay mucho por hacer, es un ritmo al cual entre y tal vez sea una transición.

 

Una transición a algo mejor, más lento y sencillo aunque quiera verlo como algo mayor. Y es que a veces mi cabeza juega conmigo queriendo revolver todo y confundirme un poco con todo lo que sucede a mí alrededor, se toma muy en serio esto de los cambios y empieza a caer en desesperación.

 

 

 

Sin embargo, mi voluntad me mantiene en pie y caminando, un poco lenta pero hay voy, sobrellevando todos estos cambios a los que me aferro a creer que serán por algo mucho mejor.