Energías inexplicables que debemos aprovechar.

Hay energías que no se pueden desaprovechar, hacerse el ciego, tonto o estúpido es un pecado.

 

Imagen: Weheartit.

 

Energías que aparecen justo cuando las hormonas se salen de control, cuando te dice “Ve, lánzate con todo” en los que la energía no es más que un vehículo perfecto para esos momentos donde la cordura y la razón le seden el puesto a la tenta-ción.

Una tenta-ción que sabe por lo que va y dónde está, pues la energía del momento la está manejando para que haga de él lo que ella mejor sabe hacer. Que te salgas de tu propia carne y dejes de pensar, que pierdas tu conciencia sobre algún colchón o en la mesa de la billar.

 

Imagen: Tumblr.

 

Son tan hambrientas esas energías, que la tenta-ción hace que se alboroten incluso en lugares poco comunes. Ascensores, autos, butacas de cine o en cualquier otra habitación, que se han prestado como escenarios perfectos, para todo ese desgaste de energía que necesita ser liberado, pues cuando aparece hay que aprovecharlo.

 

Imagen: Wehartit.

 

Ese brío y esa fuerza que se aprieta dentro de nuestros músculos, una ráfaga de energía que sube desde nuestras piernas y se apodera de todo el cuerpo. Es precisamente lo que necesitamos aprovechar en esas noches no tan frías ni tan insípidas. Donde la tenta-ción y la pa-sión hacen su mejor labor.

Así que cuando estas energías, aparezcan de la nada queriéndose apoderar de tu cuerpo, no te hagas a un lado y dale permiso de que se apodere de ti, no te arrepentirás.

 

Imagen: Facebook.