Entrenamiento en pareja.

Más allá que ir al Gym solo a posar y tomarse fotos, creo que hacer un poco de abdominales no estaría mal, más cuando existe un apoyo de por medio, ese acompañante que además de entrenar contigo entre las sabanas y a escondidas del mundo lo haga también en medio de la sociedad.

 

Imagen: Pinterest

 

Saludable, así lo llamaría. Porque cuando compartes este tipo de actividades con tu medio limón, naranja o cómo quieras llamarle se convierte en un fin para ambos, es un ingrediente perfecto para crecer tanto en músculos como en relación.

Ir a correr en el parque, subir una montaña o hacer ejercicio cardiovascular en el Gym, es otra manera de compartir y con la que incluso puedes liberar tensión junto a tu pareja, una manera diferente de ser dos pero a la vez uno. De cambiar hábitos por actividades recreativas que hacen mejorar la salud física y mental de ambos.

 

Imagen: Pinterest

 

Porque cuando compartes esto con quien amas, hacer treinta abdominales se vuelve un plus, y esos minutos alzando pesas que te daban flojera se convierten en una manera perfecta de compartir unos cuantos retos que culminan con unos tiernos besos al final.

Inténtalo y veras que cambias de adentro hacia afuera, quizás si aún no tienes con quien, puede ser que lo conozcas mientras estás en el proceso. Ya basta de ir a entrenar solo los dedos tomándose fotos en el Gym, es una cuestión de salud, mente y cuerpo. Y si no eres amante del deporte pero si tienes pareja, recuerda que existe otro tipo de entrenamiento que hace quemes la misma cantidad de calorías.

 

Imagen: Pinterest