Yo evoluciono y soy la mejor amiga de mi ex

La idea es ser amiga sin sentimientos en la mitad y sin confusiones. Así que si crees poder hacerlo, si crees que has evolucionado, que no te importe lo que digan los demás, sé amiga de tu ex y punto.

 

A nosotras las mujeres se nos han enseñado ideas tan absurdas, que a veces salir de ellas, deshacernos de lo tabú resulta ser tan señalizado, que nos confundimos y no sabemos si lo estamos haciendo bien o mal. Podría enumerar una cantidad infinita de tabús a los que las mujeres debemos afrontarnos a diario y luchar contra ellos aunque la sociedad nos diga “eso no es de mujeres”, “eso no lo hace una dama”, “eso no es lo correcto viniendo de una mujer respetable”, pero ahora mismo se me antoja hablar de uno solo, motivo de bromas, de chistes, de ofensas, incluso de estigmatización.

 

 

Ser amiga de un hombre no es una cuestión fácil de llevar aunque aparentemos llevarlo con naturalidad. Digo que no es fácil porque cuando comienzas a ser parte de un círculo masculino, los comentarios machistas están a la orden del día. Cuando eres amiga de hombres, y no tienes tantas amigas, eres señalada de forma que prefiero no especificar aquí, así que ahora imaginen lo que sucede cuando te conviertes en algo así como la mejor amiga de tu ex. La que sabe de sus locuras, la que lo conoce mejor que nadie porque ya tuvieron una relación, la que lo quiere ver feliz, la que le tiene mucho cariño sin llegar a sobrepasar la delgada línea de amigos y amigovios, la que le da consejos, la que lo abraza sin esperar nada a cambio, con la que él puede tomarse unas cervezas, hablar del universo y saber que al final de la noche cada quien dormirá en sus camas sin haberse tocado un pelo, porque sí, eso es la amistad, ser parte de la vida del otro sin creerse con “derechos especiales”.

 

La idea no es fingir una amistad con tu ex cuando lo que realmente buscas es poder pasar tiempo con él porque todavía lo quieres de esa forma en la que se quiere a una pareja.

A esto le llamo evolucionar. El ser humano debe permitirse la evolución mental y sentimental. Y sé que algunas dirán que no puedes ser la amiga de un ex que te hizo daño y que te hizo sufrir mucho, y sí, estoy de acuerdo, pero también opino que a veces sabemos ser más amigos que novios. Hay límites que definitivamente impedirían una amistad con tu ex, quizás si te golpeo, te humilló, te maltrató, es mejor la distancia, pero hay unas pequeñas excepciones que nos van a permitir compartir una bonita experiencia con quien aunque lastimosamente no se logró algo positivo amorosamente, sí se logra algo positivo en una relación amistosa.

 

 

Es cuestión de saber con quién sí o con quién no. La idea no es fingir una amistad con tu ex cuando lo que realmente buscas es poder pasar tiempo con él porque todavía lo quieres de esa forma en la que se quiere a una pareja. Si es de esa manera, por favor no lo hagas porque puedes salir lastimada. La idea es ser amiga sin sentimientos en la mitad y sin confusiones. Así que si crees poder hacerlo, si crees que has evolucionado, que no te importe lo que digan los demás, sé amiga de tu ex y punto.

Fuente imágenes: Pinterest