Futura hija esto es lo que quiero que sepas

A la que ya amo sin aún haberla concebido.

Ojalá pudiera saber qué nombre quieres usar el resto de tu vida. Que palabra aprenderás primero. Cuando ya puedas decirme muchas cosas más, te guiaré para que crezcas con valores, principio y opinión propia. Te demostraré que las cosas materiales no lo son todo y aunque el dinero mueve nuestro mundo, no debes hacerte esclava de él. Te guiaré para que no seas una refugiada de guerra dentro de ti misma, con la duda constante de no saber dónde encajar. Te voy enseñar a que nuestros cuerpos no son frutas, “figura manzana”, “figura pera”, “media naranja”, etc. Pero que debes ser saludable y activa para sentirte en equilibrio contigo misma, para llevar una buena vida.

Imagen: Pinterest

Te voy a enseñar que tú vienes completa a este mundo, no necesitas una pareja para poder sentirte totalmente plena en la vida. Te voy a demostrar que nadie puede decirte con que debes conformarte. Te voy a enseñar que no tienes por qué caerle bien a todo el mundo porque eso no existe y no puedes vivir en base a lo que los demás piensen de ti.

Te voy a enseñar que no hay cosas hechas “solo para chicas o para chicos”, que tú puedes convertirte en lo que quieras. Te voy a enseñar que la vida no es como las películas de amor donde todos viven felices y comen perdices, que la vida es una combinación de penas y alegrías, y que tu felicidad depende de tu actitud frente a cada una de ellas.

Imagen: Pinterest

Te voy a enseñar que ningún tipo de violencia es justificable, ni para hombre o mujeres. Te voy a enseñar que debes hacerte cargo de tus actos y no convertirte en la victima a la que todos tienen compasión. Te voy a enseñar a ser libre. Sí, por medio de lecturas, cuentos e historias. Y si no te gustan, por medio de la pintura y el dibujo, y si eso no te gusta lo haremos por medio del baile o teatro. No importa que elijas, pero te enseñaré a ser libre haciendo lo que amas.

Te voy a enseñar a refutar, opinar y tener consciencia. Para que cuando te toque debatir tengas la fuerza para sustentar en lo que crees y la humildad para cambiar de opinión ante una mejor idea o perspectiva. Te voy a enseñar que no, no todo los hombres son iguales y que no tienes por qué aguantar lo que no quieres. Hay tanta vida y tanto mundo para vivir que sería un desperdicio si tú no lo haces.

Imagen: Pinterest

Te voy a enseñar que no debes hacerles a los demás lo que no quieres que te hagan a ti. Tan simple como eso. Y con suerte sé que aprenderás algo de mí, porque sé que tu mejor maestra será la vida. Pero no dudes en mirar a tu costado, que siempre estaré ahí para apoyarte.