Gracias a esas personas que nos hicieron daño

Miles de gracias.

Sé que duele, la verdad es que nadie dijo que amar a alguien fuera fácil. Pero la intensidad del dolor que podamos llegar a sentir, depende de la importancia que tiene este sentimiento para ti. Más de una en este mundo ha tocado fondo cuando su vida pareció desmoronarse por alguna situación. Pero después de llorar, maldecir, regodearte en el sufrimiento y superar tu duelo, después de todo esto podrás decir ¡Gracias!

Imagen: Pinterest

Gracias a aquellos que nos humillaron, a todas esas personas que nos traicionaron. Gracias a aquellos que nos mostraron un mundo de ilusión construido en puras mentiras, en base a puro cuento que ni ellos se creían. Gracias a los que pisotearon nuestras ganas de amarlos, a los que podían dormir plácidamente siendo conscientes de cuanto nos destrozaron y mientras que nosotros nos inundábamos en llanto.

Por dramático que suene, gracias a aquellas personas que nos hicieron dudar de nosotros mismos, gracias a aquellos que nos ayudaron desaparecer nuestra autoestima. Gracias a todos ellos, porque ahora somos más fuertes, valientes, auténticos y sabios.

Imagen: Pinterest

A pesar de todo el sufrimiento y el dolor que nos dejaron, nos enseñaron que merecemos ser la prioridad y no una opción. Nos enseñaron que a las personas que hacen lo imposible por perdernos, hay que dejarlas ganar. Nos enseñaron a diferenciar al cobarde que solo inventa excusa tras excusa.

Gracias porque nos enseñaron a querernos y cómo es que queremos que nos quieran. Gracias porque nos enseñaron a que el amor no duele, no es egoísta, no traiciona, sino, son las personas las que hacen todo esto. Gracias porque nos demostramos a nosotras mismas cuanto podemos seguir luchando.

Imagen: Pinterest

Y pues sí, ahora te doy la razón: Sí eras tú y no yo.