Guapa.

Una palabra que sin ninguna duda me cautiva la piel.

 

Imagen: Weheartit

 

Vas caminando por la calle, y de repente de la nada alguien desde un auto te grita “Guapa” por una milésimas de segundo te sientes incomoda pero más que eso algo dentro de ti es gratificante, sencillamente te sientes genial.

 

Imagen: Weheartit

 

Que alguien más, sin saber quién sea te diga este tipo de comentarios o halagos en realidad es para sentirse bien el resto del día. Para algunas mujeres esto puede sonar a acoso, pero para el resto de mortales es una afirmación más de su belleza y esplendor.

Porque sencillamente somos seres que irradiamos más que belleza, grandeza y un montón de virtudes más. Sin dejar atrás la simpatía y lo sexys que nos vemos en jean o en falda cuando nuestra curvas van moviéndose en medio de la acera. Es agradable llevar paz interior y liberarla allá afuera, sentirse tranquila y transpirar lo mismo a lo demás, porque eso es lo que nos hace ver guapas.

 

Imagen:Weheartit

 

Esa seguridad y confianza en nosotras mismas, que hace despierte de la nada una nueva mujer cada día, quizás por eso algunos días nos griten “Guapa” no todos son iguales, existen días especiales para nosotras y otros que nosotras mismas hacemos especiales. Ir por ahí sin penas y mucho menos prejuicios también es la parte importante en todo este asunto de personalidad y belleza, donde cuenta más cómo no sintamos nosotras mismas con nosotras que con el resto de mortales.

Mortales que terminan encantados por nuestro sexy cuerpo sin importar el número de imperfecciones en él. Sencillamente somos lo natural y sencillo hecho mujer, una guapa y cotizada mujer.

 

Imagen: Weheartit