Hace calor, hoy nos toca dormir sin ropa.

Las altas temperaturas son mi excusa perfecta para hacer quitar de tu piel todas esas telas que llevas puestas.

 

Imagen: Tumblr.

 

El calor se convierte en mi aliado y quizás también el tuyo, pues estas al tanto que mi panti brasileña será lo único que por “el momento” vestirá mi pálida piel. Es el verano quien se convierte en el amigo ideal para todos esos fans de dormir sin trapos, un nuevo grupo de recuperación de relaciones que con mucho gusto crearé.

 

Imagen: Weheartit.

 

Porque una de las cosas más placenteras que existe, es dormir junto a tu pareja “sin trapos” sin ningún tipo de prenda encima, incluso las pijamas estorban. Hay que dejar respirar, oxigenar y liberar todas esas impurezas, y la única forma es acurrucarse aunque haga calor o frío en los brazos de esa persona.

 

Imagen: Weheartit.

 

Aunque en este caso, el calor coopera conmigo y un poco más con él. Estamos sumisos y propensos a que nuestras pieles se atrapen y comience la acción, y no me importa, por algo abrí este nuevo grupo de recuperación, aunque poco lo necesitemos los dos.

 

Imagen: Weheartit.

 

Sin embargo, haga frío o calor, aquí estoy yo esperando a desnudarle y que suceda lo mismo conmigo, pues sin importar el tiempo o la estación del año, aprendí que fundir nuestros cuerpos aunque no nos ahoguemos en la pa-sión, es la manera más sencilla de mantener despierta una llama que lleva nuestro nombre y que poco queremos se apague, y menos pronto. Por eso, cada noche para mí hará calor, sin importar el clima afuera de la habitación.

 

Imagen: Pinterest.