La bipolaridad en el amor se apodera de mí.

Se preguntaran entonces ¿existe eso de bipolaridad en el amor? Creo que si amas lo haces de una sola manera y ya. Pero también estoy segura que hay días en los que amas con ternura y otros en los que ese amor se vuelve más pasión que cariño.

 

Imagen: Weheartit

 

Esos días en los que solo buscas a tu pareja para pasar el rato y saciar tus ganas, y que luego desaparezca de tu vista ¿les suena? No es crueldad, sencillamente es tu cuerpo y hormonas hablando pues tu mente y corazón saben que no tienen voto en ese momento.

 

Imagen: Weheartit

 

Al grano, estamos hechas de carne y piel. Por más que nuestro corazón palpite de amor siempre estarán de por medio esos deseos carnales que desean ser saciados, pero que sencillamente solo quedaran así. Son días de hormonas –a las que quiero culpar- pero las que nos hacen ser villanas de la ternura y el amor cuando les conviene.

Y no cabe la menor duda que estar enamorado es muy bonito y nos hace lucir radiantes, pero existen días donde solo queremos estar con nosotras mismas y sacar a pasear la lujuria por ahí, obviamente con la persona que escogiste para que estuviese a tu lado, a la que usas como juguete sexual y luego lo arrojas a un lado.

 

Imagen: Weheartit

 

Entonces, creo que ahora a más de uno si le suena atractivo eso de bipolaridad en el amor. Existen días de días; de mucho amor y ternura que dan diabetes y otros en los que tu espíritu sale de tu cuerpo y solo te transformas en eso “cuerpo” buscando ser saciado y complacido de todas las maneras y posiciones posibles.

 

Imagen: Weheartit