La cuestión no es pasar el rato, sencillamente que él no lo olvide.

Algunos lo llaman “marcar territorio”, otros tal vez dirán  “me encanta” y en los de menor importancia y cantidad están los que catalogan como “unas cualquiera” a las mujeres que pasamos por la vida del hombre y dejamos una huella de manera intencional.

 

Imagen: Weheartit

 

¿Quién dijo que sea malo? no es una cuestión de pudor más bien de lujuria y picardía, hacer las cosas bien y como se debe. Disfrutar el momento, sin tener que mezclar los sentimientos no tiene nada de malo, bien es cierto y siempre lo he dicho, una cosa son las necesidades del cuerpo y otra muy diferente las de la mente.

 

Imagen: Weheartit

 

En dicho caso el cuerpo también nos pide, quiere que se acuerden de él, que por un momento la mezcla de dos sea un disfrute y que el otro simplemente se siente a gusto con su compañía, no significa ser cursi sencillamente amabilidad y cortesía donde obviamente la madurez debe entrar en juego.

 

Imagen: Weheartit

 

Desde este lado del ruedo creo que la mayoría de mujeres nos enfocamos en nuestro cuerpo, en cómo lo ve él, qué le parece en ese momento; a lo que obviamente expongo Ellos no piensan en cómo luces, sencillamente quieren disfrutar el momento, mis respetos para ellos que se toman la vida más relajada que nosotras.

 

Imagen: Weheartit

 

Entonces, la cuestión no es pasar el momento y que el otro quede enamorado, todo se traduce en: disfrutar, liberar energías y si se puede repetir la ocasión. Solo si abres tu mente, te relajas y te colocas al compás de la otra persona, esas energías que recorren cada fibra de tu piel transmitirán lo mejor de ti, a tal punto que tus acciones te harán dudar si en realidad te conoces tan bien como tú creías.

 

Imagen: Weheartit