La forma más común para justificar una infidelidad

 

Este es un tema de nunca acabar. Y además, pensándolo bien, es gracioso después de un tiempo recordar las excusas o justificaciones que nos dieron cuando nos fueron infiel. Así que esta entrada es para reírnos un poco de nosotras mismas y de nuestras ex parejas. Aquí les dejo una pequeña lista de las justificaciones más comunes.

 

 

  • El que las hace se las imagina. Seguramente tú me has engañado y dices que yo lo hago.
  • No es lo que piensas, es mi amiga de infancia.
  • Ah no, ya vienes con dramas. Fotos de una mujer desnuda no dice nada. ¡Todos los hombres tienen fotos así en su celular!
  • ¿En serio crees que yo sería capaz de acostarme con alguien de mi sangre? ¡Es mi primita!
  • Estaba muy tomado y ni siquiera recordaba mi nombre. Si pasó algo con esa mujer, yo no me enteré.
  • Ella se me abalanzó.
  • ¡Apenas la conozco!
  • Podría ser mi hija.
  • ¿En serio me estás juzgando porque salí a tomarme algo con la hermana de mi amigo? Es como una hermanita.
  • Que espíes mi móvil es señal de la desconfianza que me tienes. Esas conversaciones no son lo que dices, pero estás tan loca que ni entiendes.
  • ¿Sabes qué? Me duele tu desconfianza. Así no podemos seguir.
  • ¿Entonces porque tengo amigas que me tratan bonito son todas mis amantes?
  • ¿Ahora debo tratar a todas las mujeres bruscamente?
  • Ah no, tú me conociste querido, y querido moriré.
  • Si estoy contigo es porque eres la primera para mí… las otras mujeres no significan nada en mi vida.