La picardía siempre será buena, ¿Para qué aburrirse?

Siempre lo digo y lo mantengo, de que sirve una vida fingida como santa y puritana.
Existen personas que de verdad nacen con esto de ser pícaro, hábil, sagaz o astuto, y cuando mezclan esto con pasión y deseo de verdad que la explosión es irremediable, y si tú eres quien cae en los brazos de una persona así lo entenderás.

Imagen: Pinterest

Pero también existe eso de aprender durante el camino, después de tantas cosas vividas y zanjas saltadas aprendes a caminar por la orilla picando el ojo del que va del otro lado, es como si la sensualidad de repente despierta en ti, te causa simpatía que te observen con deseo y a ti solo te queda sonreír con picardía. Esta sencilla palabra siempre será buena, y a quienes nos encanta solo será un antifaz ante la multitud que nos hace denotar como provocativas pero difíciles de alcanzar.

Imagen: Pinterest

Entonces para qué aburrirse haciéndose pasar por santa y redentora cuando en el fondo no se quiere ser de ese modo, no sé si es una cuestión de edad pero a cierto tiempo nos volvemos así, es como darle la vuelta a la moneda y en vez de ser ellos los insinuadores somos nosotras. Es divertido ver a esos hombres que generalmente son el “Don Juan” caer entre los brazos de tu picardía, nunca te aburrirás aunque estas consiente que está en su sangre marcharse muy pronto. Es sentir la adrenalina por unos cuantos minutos, la tensión de que alguien te mira con deseo pero tú eres astuta y ya tienes todo fríamente calculado. Porque bien dice el dicho: cuando la mujer se combina su ropa interior, mi amigo todo estaba fríamente calculado.

Imagen: Pinterest

Y aunque pocas lo crean, así somos por naturaleza solo que pocas despiertan y mantienen esta cualidad, entonces si la encontramos ¿para qué aburrirse siendo santa y puritana?