Las profesiones de una Ninfómana.

Caras vemos, mentes no sabemos.

 

Imagen: Pinterest

 

Porque a veces nos dejamos llevar por las apariencias, pero resulta que en esas personas donde parece existir más la cordura existe algo muy alejado de eso. Quizás tanto tiempo entre libros y tantas horas gastadas en el trabajo produce que esas tan necesarias necesidades del cuerpo se vean reprimidas y por ello una vez puestas en práctica se convierten en un plato de desayuno, almuerzo y cena.

 

Imagen: Weheartit

 

Quizás por ello en tantas series y películas se vean esas ganas evidentes, sobre todo en los profesionales de salud quienes pasan horas y horas en su lugar de trabajo por lo que quizás la única manera de gastar esos pocos minutos sea con otra persona de su misma rama y ese tiempo a solas en alguna habitación del hospital se convierta en el mejor escenario erótico.

 

Imagen: Pinterest

 

Ni hablar de esos profesionales de corbata y falda ajustada, abogados, administradores o algún gran ejecutivo, el que demuestra firmeza y seriedad en la reunión de tres de la tarde, pero que al finalizar la jornada se va al baño con su aprendiz o secretaria a… ya saben, celebrar la nueva adquisición con los inversionistas. Momentos bastante llenos de adrenalina, más cuando afuera todo el mundo está como si nada, sin tan siquiera saber que detrás de la puerta hay toda una escena de película erótica.

 

Imagen: Weheartit

 

Ingenieros, maestros, policías, y un sin fin de profesionales que incluso se han convertido en fuente de inspiración para la creación de algunos trajes típicos para esos regalos de san Valentín o de cumpleaños donde los azotes van de la mano de ese traje supuestamente de profesional que lleva una ninfómana guardada muy dentro.