Sí, llevo tatuajes y no soy como piensas

Es una tontería, una completa estupidez la forma en la que somos vistas las mujeres tatuadas.

 

 

Es una tontería, una completa estupidez la forma en la que somos vistas las mujeres tatuadas. Es que qué coño les pasa. Me siento enojada y frustrada porque no puedo entrar a un lugar sin ser vista de arriba abajo como si estuviesen viendo al ser más asqueroso del mundo.

No nos basemos en tontas primeras impresiones.

 

Para aclarar, nadie nos garantiza que una mujer sin tatuajes, vestida formalmente, sea la más pura y santa, y mucho menos nadie nos garantiza que una mujer tatuada sea facilona y delincuente.

“Sí, llevo tatuajes y no soy como piensas”.

 

Sinceramente estoy considerando escribir un cartel y pegármelo en el abdomen y en la espalda, uno que diga “Sí, llevo tatuajes y no soy como piensas”.

Por eso he decidido mostrarles a mujeres bellas profesionales muy tatuadas que en ningún momento parecen ladronas, prostitutas, delincuentes o sea lo que piensen de nosotras las tatuadas.

Llevar tatuajes no me imposibilita en nada.

Yo llevo unos cuantos, pero trabajo, y duro. Soy administradora y tengo un empleo. Llevar tatuajes no me imposibilita en nada.

¿Ustedes qué opinan del tema?

 

Quizás es abogada.

 

Quizás es ilustradora.

 

Quizás es diseñadora de modas

 

Y así podría seguir monstrándoles a muchas mujeres tatuadas que no son lo que los demás piensan.

Mi reflexión aquí es que no juzguemos. No nos basemos en tontas primeras impresiones. Mejor seamos felices a como nos plazca sin dañar a nadie.