Los bebedores de café tiene huesos más fuertes. Hasta nuestro esqueleto agradece una buena taza

La ciencia no se cansa de descubrir los increíbles beneficios que el café da a nuestra salud.

Cuando ya llegamos a este momento de la historia, uno donde vivimos nuestras vidas de una manera más confortable como nunca antes en la historia, las personas han comenzado a expresar nuevos tipos de fanatismos, algunos de lo más particulares. Cuando en el pasado se trataba de apoyar a un grupo social u a otro, todo con el fin de poder tener suficiente comida en nuestros graneros o poder conseguir un tratamiento por si alguno de nuestros caballos se enfermaba (me doy cuenta que estoy pensando en una época particularmente dura de la humanidad, pero de otra manera la analogía no funciona), hoy las personas agrupan sus simpatías en torno a las cosas que más disfrutan consumir.

Algunos mantienen lealtades más similares a las del pasado: siguen la trayectoria de equipos de futbol o se comprometen a largo plazo con partidos políticos. Pero otros simplemente dejan que sus gustos les guíen el camino. Si es la cerveza lo que en verdad no puede faltar para que disfruten de una tarde libre, será esta la que convertirán en su pasión. Otros prefieren el vino a la cebada malteada, mientras que un grupo enorme de personas de todo el mundo se derriten ante la que es quizás la bebida caliente más popular del mundo (en occidente por lo menos, sabemos que por el otro lado es el té el que domina). Estamos hablando nada menos que del café.

Muchas personas se enamoran de esta de tal manera, que comienzan una búsqueda de los mejores sabores, así como las mejores maneras de sacar provecho de las distintas variedades. Si les preguntan por qué lo hacen, pueden sin problemas decir que es por todo lo que disfrutan una taza de café. Pero si prestaran algo de atención a la información que comparte la ciencia, también podrían mencionar la enorme cantidad de beneficios a la salud que el café nos puede dar.

Algunos ya son bastante conocidos, como que tiene beneficios para el corazón y la prevención de las enfermedades mentales. Pero nueva información, descubierta por la Universidad de Hong Kong, señala que el café también ayudaría en un aspecto absolutamente clave de nuestra vida.

Tomar entre una a tres tazas de café al día ayudaría a la presencia de minerales esenciales en los huesos. Estos son clave para apoyar el endurecimiento de estos, dándonos como resultado un esqueleto más resistente a los fanáticos del café que a los debiluchos fanáticos del té.

Siempre sospechamos que los bebedores de café éramos mejores.

 

Fuente:UPSOCL