Los hombres no tienen dueña.

Y aunque suene un poco controversial es así. Una cosa es ser esposa, novia, amante o amiga con beneficios pero dueña jamás, y creo que más de uno me dará la razón. Así como muchas nos llenamos la boca diciendo que no tenemos dueño con los hombres sucede lo mismo. El error es cuando la mujer sea cual sea su parentesco con él se crea la dueña de su vida – GRAVE ERROR – creo que a nadie, absolutamente a nadie le gusta sentirse la pertenencia de alguien más, que controlen su vida.

Imagen: Pinterest

Con el paso del tiempo he aprendido que los hombres son pequeñas almas libres, entre más confianza y libertad le des más estará a tu lado de lo contrario saldrá huyendo o será un mandilón escondido bajo las naguas de una mujer, cosa que dejó hace años atrás. En lo particular detesto a los hombres que se dejan influenciar, que no tienen voluntad ni coraje para tomar decisiones, aunque de estos hay pocos ¡Existen!

Imagen: Pinterest

Pero bueno, para quienes no es el caso estar libre es otra manera de verse varoniles y fuertes, andar de lugar en lugar llamando la atención del sexo opuesto, a ellos aunque poco les guste estar solos tampoco quieren estar forzados por alguien más, estar al lado de una mujer a su altura les encanta pero no sentirse objeto de su pertenencia, sino al contrario. Si me preguntan qué género es más celoso garantizaría que son ellos, en su naturaleza está ser cazadores de su presa y no compartirla con nadie más, a menos que ya no sientan absolutamente nada por esa persona.

Imagen: Pinterest

Pero cuando hablamos de libertad, el hombre siempre será el amo de sus decisiones, ira por ahí arriesgándose a todo y por todo tal cual como lo hacen cuando empiezan las oscuras artes de la conquista. Muchas mujeres reniegan que sus esposos o novios ya no tienen el mismo ímpetu de conquista como al principio ¿pero se han detenido a pensar si son ustedes quienes hacen que pierdan ese espíritu libre? Al verse sofocados y vigilados simplemente pierden el interés y lo peor es que la relación se puede volver toxica.

Imagen: Pinterest

Recuerden que el matrimonio no es sinónimo de pérdida de libertad, por el contrario es una unión donde ambos deben sentirse libres de estar con el otro sin que ninguno sea el dueño, es la fusión de dos almas que se aman, el noviazgo o la amistad sin compromiso es simplemente latonería y pintura para llegar a esto.