Los hombres padecen de amnesia fugaz.

Sí, amnesia fugas. Hablan contigo, dicen que te extrañan, te adoran, que darían lo que fuera por volver junto a ti y puffff, al día siguiente la foto de estado con novia en mano – aplica para los ex –

 

Me causa cierta gracia, la capacidad que tienen para olvidar, creo que más que olvidar es, un síndrome del cual padecen todos. Quizás ellos lo vean como un acto demasiado normal. Pero vamos ¡hombres! Por lo menos dejen pasar un tiempo antes de exponerse así.

 

 

Si bien es cierto que el aroma nuevo de mujer que tienen a su lado, es quien tiene todos los derechos. Obviamente tú, tienes un “derecho por antigüedad” y de cierto modo sientes  un poco de rencor al respecto, cosas de mujeres –normal- se nos permite sentir ese revoltón de rabia en el estómago, pero si de patologías extrañas se tratara, ellos se llevan el primer lugar con esa “amnesia fugaz” que padecen.

 

 

Sencillamente no les importa, más aun cuando están al tanto de que aun mueven las montañas anteriores, y es que a nosotras nos encanta que nos busquen de nuevo, es como nuestro fetiche, nos sentimos complacida, deseada, difícil de olvidar.

Pero nosotras no sufrimos de amnesia y olvidar lo vivido es casi imposible, mientras tanto ellos siguen como mariposas alegres revoloteando de flor en flor. Olvidando todo lo que dicen y hacen fugazmente, te guiñan el ojo o te observan como si tu fueses un postre y listo, ahí vas tú y caes ante tanta pasión.