Más personalidad, menos físico.

Existe un tipo de orientación sexual, que aunque muchos vean común, resulta ser una preferencia a la que quizás la mayoría deberíamos hacer caso para no caer en eso de las apariencias.

 

Imagen: Weheartit

 

Se llama Pansexual, personas que se sienten atraídas por la personalidad de otros individuos sin importar su orientación sexual o apariencia física. No se fijan en el físico, únicamente se fijan en la personalidad del ser humano.

No importa cuál sea su orientación y mucho menos su apariencia física, cosa que en este mundo actual es un tanto difícil de evitar. La mayoría vamos detrás de los cuerpos y caras bonitas, de ese sujeto con camisa ajustada al cuerpo que va caminando del otro lado de la calle, o de la chica sentada en la mesa del frente que cruzando sus piernas forma una figura escultural.

 

Imagen: Weheartit

 

Sin importar cuál sea nuestra inclinación, creo deberíamos fijarnos un poco más en lo que lleva el cofre dentro, no es fácil pero tampoco es imposible. De qué serviría una cara bonita o un cuerpo perfecto si por dentro no existe lo que tanto queremos, eso que nos haga convulsionar con tan solo una mirada.

Sin embargo, nadie es perfecto y tal vez por eso buscamos más físico en otro para cubrir el que “creemos” nosotros no tenemos, porque también sabemos que todo entra primero por los ojos, tanto así que caemos de la nada en los brazos de lo superficial, lo supuestamente bonito, dejando a un lado eso que nos mueve por dentro, lo que sentimos y nos hace vibrar.

 

Imagen: Weheartit