Me enamoraste, ahora hazte cargo

Sí señor, usted me ha enamorado, ahora hágase responsable.

Pues bueno, llego el momento de decirte que me he enamorado de ti. Sí hombre, aquello que tanto querías conseguir, ya lo lograste.

Imagen: pexels

¿Y es que como no ibas a conseguirlo? Si te has ganado cada parte de mi sarcástico corazón. Y resalto esta característica porque así respondí, con sarcasmo e ironía, cuando dijiste que terminaría enamorándome de ti más temprano que tarde. “Sí, claro, caeré rendida a tus pies, macho.” Te dije en ese instante y reí tan fuerte que te contagie la burla y me acompañaste a seguir carcajeándome.

Pero mírame ahora, te miro y no puedo dejar de dar gracias a la vida por la dicha que es compartir contigo mis buenos momentos y dificultades. Debo reconocer que te esforzaste muchísimo para hacer que tome tus palabras en serio. Cuando lograste ganarte mi confianza (a base largas caminatas y noches de verano llenas de helado), te compartí cuan lastimada había sido antes de que tú y yo nos hayamos cruzado.

Imagen: unsplash

No tenía intención de volver a involucrarme en una relación por un largo tiempo, quería sanar mis heridas por mi cuenta. No quería caer en aquel círculo vicioso de buscar pareja solo para mitigar el dolor que alguien más me causó en el pasado.

Y de la misma forma que te confié mis anhelos, miedos, rencores, temores y sueños, tú me regalaste la oportunidad de conocer cada uno de tus desaciertos, fortunas, locuras, objetivos, errores y desamores.

Imagen: unsplash

Entonces nos fuimos enamorando de esta manera: entre charlas, burlas, risas, discusiones, argumentos, perspectivas de vida y tantos otros aspectos. Así que ahora te toca hacerte cargo de todo lo que en mí has generado.

Ya no te librarás de todo el amor que tengo por ti acumulado. Me ayudaste a sanear, limpiar y botar todo aquello que no servía en mi corazón en un pasado. Gracias por atreverte a enamorar a este ser peculiar que hoy te ama tanto, ya no tienes salida. Tú también estás de mí enamorado.

Imagen: unsplash