Me fuiste infiel y me voy de fiesta

Tengo todo que celebrar. Celebro la vida, celebro la verdad, celebro la libertad.

Vale, me fuiste y fiel y yo me voy de fiesta.  Tengo todo que celebrar. Celebro la vida, celebro la verdad, celebro la libertad. No estoy feliz con lo que hiciste, pero no puedo negar que siento que ha sido correcto descubrir la verdad. Estaba engañada, viviendo y pretendiendo tener una vida que no era como lo pensé. Vivía una mentira. Ahora, ahora que sé lo que hacías, me siento aliviada.

Tú decidiste engañarme, y yo decido dejarte para irme de fiesta. Punto.

No quiero que nadie me vea como la pobrecita a quien mal pagaron su amor. Quiero que me vean como la mujer fuerte que celebró la verdad. Quiero ser una mujer que no se deja arruinar su vida por las decisiones que los demás tomen. Tú decidiste engañarme, y yo decido dejarte para irme de fiesta. Punto.

Pensaste que te suplicaría para que dejaras a la otra por mí, pero no, yo no suplico, yo no me arrodillo.

Ahora no te hagas la victima. Aquí no hay victimas. Aquí hay personas adultas que tomaron decisiones y escogieron sus caminos. Pensaste que te suplicaría para que dejaras a la otra por mí, pero no, yo no suplico, yo no me arrodillo. Yo me elevo tan alto como puedo para que no me toque lavarme con barro.

Saldré a encontrarme con mi nueva yo, una mujer soltera, renovada, decidida, ilusionada por descubrir un nuevo mundo.

No tengo tiempo de discutir lo indiscutible. Dame permiso que saldré a ser todo lo feliz que pueda sin ti. Saldré a encontrarme con mi nueva yo, una mujer soltera, renovada, decidida, ilusionada por descubrir un nuevo mundo.

No te odio, te agradezco la oportunidad de liberarme de ti.

No te odio, te agradezco la oportunidad de liberarme de ti. Gracias, en serio que mil gracias porque en el mundo existen dos tipos de personas, las que engañan, y las que superaran los engaños, y yo, sin duda, soy de las segundas.