Momentos juntos ¡Una ilusa más!

Cuando aceptas ser la otra, así te quedas.

Y es que sin importar, si aceptas o no, o tal vez ni siquiera estabas enterada que eres o eras una más en la lista. Empiezas a armar momentos en tu cabeza, donde la palabra “juntos” está por todos lados.

 

 

Empiezas a llenar tu cabeza de miles de planes compartidos, propuestas juntos y aventuras que son más tuyas y que valen demasiado la pena, solo cuando son con la persona adecuada.

Pero incluso sin saber cocinar, aprendes pues quieres pasar momentos a solas con una persona que come en otra parte. Pero estas ciega, y solo piensas en fabricar momentos que te convierten en la arquitecta de una vida donde tal parece solo eres tú la que está enterada, mientras que él solo construye el camino perfecto en tu espalda.

 

 

Que difícil resulta el “amor” cuando solo uno es quien está colgado de una historia a la que cargas de momentos, planes y sueños que son tuyos; porque piensas haber encontrado al indicando para hacerlos. No me detendré a saber si estabas enterada o no de que no eras la única, lo cierto es que sin importar eso, los planes y momentos planeados siguen siendo los mismos y con la misma intención, con una esperanza de un “juntos para siempre” guardado en tu corazón.

 

 

¡Una ilusa más! Un soldado caído en una historia donde luchas contra tus sentimientos por esa persona. Porque una vez que te das cuenta lo que eres, decides arrojar todo eso a la basura, solo que ya no puedes, pues en tu pecho existe un sentimiento que crece y crece.