Mujeres infieles ¿Diversión o venganza?

Un punto crítico que incluso un hombre me pidió desarrollara con mis letras.

Infidelidad, estado de adrenalina, donde se peca de manera voluntaria así no se quiera reconocer y qué, depende de la mujer o el hombre esto saldrá a la luz del día.

 

Imagen: Weheartit

 

Sin importar el género, tal parece que se ha puesto muy de moda esta palabra “infidelidad”, creo que la mayoría sabemos que el hombre cae en este arte oculto por entretenimiento, y sencillamente la carne de estos mortales es muy pero muy débil, pero la mujer… aquí hago una pausa y miles de anécdotas de algunas de mis amigas y conocidas vienen a mi mente.

 

Imagen: Weheartit

 

Sencillamente es un paradigma donde no se sabe a ciencia cierta si es un acto de venganza o la diversión hecha besos, caricias y un par de escapes en las noches e incluso en el día. Muchas mujeres son infieles por venganza, quieren probar del mismo plato del que su esposo ya probo, y son tan pero tan atrevidas que hacen lo posible por involucrarse con alguien cercano a su esposo. Eso de que se lanzan una cana al aire con el plomero o el vecino es puro cuento de película.

 

Imagen: Weheartit

 

Pero, también están quienes lo hacen por diversión y necesidad; porque sencillamente no consiguen en su casa lo que necesitan y salen como en los viejos tiempos de soltería a buscar comida en otra parte. Donde algunas de esas mujeres empiezan hacer y a deshacer porque no han quemado algunas etapas de su vida.

 

Imagen: Weheartit

 

En definitiva la infidelidad de la mujer se come diferente, es la picardía y la sinvergüencería –como decía mi abuela- hecha carne. Incluso, la mujer que es infiel sea cual sea el motivo, se convierte aún más en una mujer experimentada que sencillamente va llenando las hojas de pasión y erotismo en su libro de vida.