Mujeres sin escotes.

Creo perteneces a esa minoría de mujeres que no recurren al escote, sencillamente porque no es de mi preferencia andar mostrándole al mundo parte de mi piel.

 

Soy del grupo de las reservadas, de las que utiliza una blusa o camisa donde todo se deja a la imaginación, pues aun sabiendo que tengo una gran pechonalidad, es increíble dar a entender al género opuesto todo lo que puede estar oculto debajo de tanta tela.

 

Sigo algunas modas, no todas en realidad, no tengo necesidad de recurrir a escotes y selfies para atraer al género opuesto, pues sé a quién en realidad quiero y como conseguir que caiga justo a mis pies. No veo por qué, tener que gritarle al mundo mis dotes, si son los que justamente de noche me hacer marcar la diferencia con quien quiero.

 

Prefiero dejar a la imaginación, no andar por ahí demostrándole a unos tantos de lo que puedo ser capaz yo. Si bien es cierto que todas tenemos mucho atractivo, también lo es no andar que demostrando abiertamente al público a menos de que sea en una playa con nuestro mejor bikini. Dejar a un lado lo que nos hace sentir mal y los estereotipos por querer parecernos a las demás.

 

Todas tenemos lo nuestro, lo que atrae de alguna manera al sexo opuesto, pero que esto no nos quiera querer sobresalir hasta el punto de lo vulgar. Si bien es cierto que mujeres del espectáculo lo hacen, solo a ellas les luce esto, se una Diana, no una Kim Kardashian.