Mujeres solas: delito seguro.

Y es que la suma de dos o más mujeres es dinamita pura, las mil y un conversaciones salen en medio de las copas, las ex de sus novios no pueden faltar, y ese tipo de conversaciones eróticas donde las solteras del grupo revelan su cuarentena están a la orden de la mesa.

Imagen: Weheartit

Caer en una conversación entre mujeres es una locura total, podemos ser tan peligrosas o santas como queramos y demostrarlo cuando nos sea conveniente. Ser las mejores detectives cuando nos apetezca aun si el investigado no tenga nada que ver son nosotras.
A pesar de que nos tardamos arreglando un par de horas siempre tendremos a esa otra amiga que nos espera para hacer desastres durante la noche. Dos o más mujeres solas es en definitiva sinónimo de fiesta, juicio sin acusado y decisiones sin compromisos; y ni hablar cuando se coinciden con hombres igual de solos en alguna disco. La noche durara tanto como nosotras queramos y haremos que los demás hagan lo que nos plazca, el ritmo se adueña de nuestra piel porque sabemos que a ellos les gusta tanto como a nosotras.

Imagen: Pinterest

La astucia se apodera de nosotras y por más que quieran llenarnos de alcohol, siempre hay una o dos del grupo que cuida al resto; bailaremos hasta que nos cansemos calentando un poco los motores de ellos. Existen dos posibilidades, los desastres de una noche sin freno o amanecer sola con alguien del cual ni siquiera sabemos el nombre. Es como darle todo tu dinero a un niño y que este se pierda en una tienda de dulces.

Imagen: Pinterest

Por eso, cuando veas a un grupo de mujeres solas toma precauciones; somos igual o más peligrosas que ustedes, nuestra sensualidad y picardía cuando la conocemos al máximo la sabremos utilizar a nuestro favor con tal de obtener lo que queremos y aunque siempre exista la amiga recatada del grupo, faltara un toque de maldad para que se una al círculo de locuras que estamos dispuestas a llevar a cabo.

Imagen: Pinterest