Ni conjuros ni hechizos, solo soy yo.

En repetidas ocasiones eh escuchado esta frase de alguno que otro caballero, más allá de hacerlo por halagarme o querer llegar conmigo a tercera base, creo que la frase empezó a tomar valor.

 

Imagen: Weheartit

 

Pero, eso de “Qué hechizo me hiciste, que me tienes así” no es ningún hechizo, soy yo. Una mujer práctica y sencilla, que vive cada día de la mejor manera posible aunque solo me esconda en medio de mis letras; aventurera y amante de una vida saludable desde la mente hasta el cuerpo, ese que por apetito a veces regala besos.

 

Imagen: Weheartit

 

Diría que nos soy igual al resto, que soy más fuerte y bla bla bla… en realidad soy siempre yo, sin mascaras; tan solo repleta de sorpresas metidas en una caja que van saliendo a la luz de sol conforme a mis elecciones y a las acciones del otro. Todo, absolutamente todo siempre dependerá del otro, solo que yo le agregare los ingredientes necesarios y crujientes para mantener la llama encendida siempre.

 

Imagen: Weheartit

 

No es magia, pociones o hechicería; es mi esencia y valores que envuelven a quienes de verdad se muestran interesados por mí. Algunas veces excéntrica y otras no tanto, quien se deja llevar en medio de una cuantas copas de vino y algunos besos robados, extasiada de una vida llena de éxitos elaborados sobre la base de mis esfuerzos. Madura y consecuente de mis actos que de vez en cuando se quita ese título de mujer tranquila y saca a pasear los demonios en medio de la multitud.

 

Imagen: Weheartit