No eres la talla de tu sostén ni eres la anchura de tu cintura

Nada de eso querida.

No eres la talla de tu sostén ni eres la anchura de tu cintura.

No eres el color de tu pelo, el color de tu piel o el color de tu lápiz de labios.

No eres el título universitario que tienes colgado en la pared.

Fuente: We Heart It

No te defines por la cantidad de atención que obtienes de los hombres o de las mujeres.

No eres la foto de perfil que tienes, ni los me gusta que puedes obtener.

No eres ese diminuto vestido rojo, ni la camisa que muestra tu ombligo.

No eres el perfume que te aplicas.

Fuente: We Heart It

No eres los tragos que te tomas cuando quieres salir a divertirte.

No eres un conjunto perfecto, eres una mujer real.

Eres las cosas por las que sonríes y las palabras que dices.

Fuente: We Heart It

Eres las metas que quieres alcanzar en la vida.

Eres tu manera de querer y preocuparte por los que te rodean

Eres los sentimientos y los pensamientos que tienes.

Eres hermosa no por la forma de tu cuerpo, sino por la calidad de persona que eres.

Fuente: We Heart It