No me pruebes.

… te puede gustar.

Y eliminar ese agradable sabor de boca se puede tornar un tanto difícil para ti.

 

Imagen: Weheartit

 

Creo que la mayoría de mujeres siempre hemos estado consientes de nuestros atributos, de lo que somos y de esas características externas e internas que incluso hacen que muchos pierdan la cabeza, porque no todo es lo que se ve, una vez que empiezan a probarnos, conocernos y se entusiasman con nosotras es un poco difícil que nos dejen ir, claro; esto solo aplica  para esos especímenes inteligentes y consecuentes con lo que dicen y hacen.

 

Imagen: Weheartit

 

No me pruebes entonces, si no sabes luego cómo lidiar con lo que has encontrado. Cosa que también aplica para todas las mujeres que conocen ese hombre misterioso de exquisitas características. En fin, en este mundo hay de todo un poco y una vez que aparece ese alguien o somos esa persona de exquisito sabor, probar y que nos prueben será una terrible pero excitante sensación.

 

Imagen: Weheartit

 

Porque todos sabemos lo que somos e incluso a lo que sabemos, tal vez sea la vida o las demás personas que han pasado por ellas quienes nos han hecho saber lo que realmente llevamos guardado muy dentro. 

Pero, como el sarcasmo esta en primer lugar ¡No me pruebes, te puede gustar! Ese sabor de boca quedará en la tuya por tan largo tiempo que serás capaz de quedarte o volver una cantidad infinita de veces, solo que si decides esta última opción tal vez yo me aburra rápidamente. Si te atreves, te coloco sobre aviso e igual te invito a que te quedes.

 

Imagen: Weheartit