No revises en el pasado de una mujer.

No revises nunca en el pasado de una mujer. Si la aceptaste tal y como es, para qué revivir algo donde tú nunca exististe.

 

De que le sirve a un hombre escarbar entre el polvo, rebuscar dentro de una vida donde nunca se pensó llegaría a existir él, es de cobardes creerse dueño de alguien y con el derecho para rebuscar entre la vida amorosa y sexual de una dama.

 

Una dama que está contigo porque vio algo diferente en ti, porque a pesar de su pasado se siente cómoda con su presente y consiguió en ti algo que justo en ese pasado perdió alguna vez. Entonces para qué indagar en un pasado, cuando esa mujer no hace lo mismo contigo, porque sencillamente cerró sus heridas y decidió seguir mirando hacia un futuro.

 

Ella entendió uno de los sentidos de la vida, no escarbar entre el pasado de alguien que conoció con el fin de mejorar lo que ve de ahora en adelante, pues a pesar de ser mujer, de ser criticada por el mundo como una cuaima investigadora en todos los rangos, se quitó esta etiqueta y decidió seguir luchando.

 

No es de caballeros entonces, rebuscar donde no se le ha perdido nada. Donde ni siquiera existió una vez, y menos sacar los trapitos al aire como si eso le hubiese pertenecido alguna vez. Adelante, marca tú la diferencia en vez de seguir metiéndote en un pasado donde no te han invitado, pues si aceptaste a esa mujer fue tal cual y como llego a tu vida.