No se encaja mentalmente, ni corporalmente con cualquiera.

Siempre he dicho que las necesidades de la mente están muy alejadas de las del cuerpo.

 

Pero cuando se trata de encajar con alguien, estas dos cosas parecen ponerse de acuerdo ente sí. Ambas buscan estar con alguien que les mueva cada fibra por igual, alguien con la misma mente perversa que la suya y con el cual el cuerpo pueda  formar su rompecabezas.

 

Y existen pocas, o incluso puedo decir, una sola persona sobre el planeta que pueda llenar ambas cosas. Una persona con la que se parece olvidar todo, pues nuestra atención se fija en ella, y es que mentalmente encontraste tu punto débil, tu talón de Aquiles, ese que te coloca el mundo de cabeza, pues tiene una mente tan similar y a la vez tan diferente a la tuya.

 

Por eso no se encaja mentalmente ni corporalmente con cualquiera, pueden pasar por tu vida y por tu cuerpo un montón de personas, pero si ninguna llena tus expectativas y convierte en realidad tus locuras, sencillamente estás perdiendo el tiempo. Y puede que no lo pierdas, sencillamente es un tiempo mal invertido, pus existe alguien más por ahí que en verdad es tu complemento. Ese alguien que estás haciendo a un lado por  tratar de encajar con un capricho que ves como único para ti.

 

Millones de veces nos ha sucedido esto, hacemos todo lo imposible, movemos el cielo y la tierra tratando de encajar con alguien que sencillamente no es para nosotros.