No se pierde el interés, te lo matan.

Te matan las ganas de seguir con lo que por un tiempo te corto la respiración. Con esas ganas continuas de continuar con una historia donde tú por un tiempo fuiste la princesa en un castillo.

 

 

No sé pierde así como así, o bueno, para nosotras ese no es el caso. Sencillamente matan cualquier esperanza parecida al amor, arrojándola por un vacío sin ni siquiera pedir permiso.

 

 

Te matan todo ese interés que te mantuvo de pie por un tiempo, lo arrojan a la basura como si no valiese nada y por ultimo te conformas con un vacío interno, pues estas al tanto que lo que lo que ocurrió fue lo mejor. Así es esto, y te toca enfrentarlo como siempre lo haces, más que con valentía, con la certeza de que algo mejor vendrá.

 

 

Algo que no te consuma por dentro, pues ya lo has vivido antes. Aprendiste a dar mucho y ahora los das a granel, estas al tanto que si tú también lo dejas todo sobre el ruedo todo se puede convertir en un desastre, al final de cuentas eres tu quien siempre va a estar ahí, para cuando te necesiten, y si te fallan levantaras tu cara con mucho orgullo, pues diste todo lo que tenías para ser feliz.

 

 

Y sin haberlo dado todo, también estas conforme con tus actos, reconoces tus errores pero pasas la página para no volver luego, porque cuando se comportan mal contigo, no están perdiendo tu interés, sencillamente acaban con él.