Noches y tipos diferentes.

Cuántas veces han despeinado su pelo en diferentes casas, lugares y camas. Cuántas veces han terminado con diferentes tipos pero en la misma cama. Cuántas noches han sido diferentes para ustedes, pero iguales para el resto.

 

Imagen: aesthtic

 

Son noches diferentes pero no continuas, tal vez dos veces al mes en el cual el aburrimiento se acumula tanto que necesitas salir de casería buscando algo nuevo que llame tu atención y te quite ese aburrimiento de encima. Entonces vamos por ahí, entre un bar y quizás en un café, buscando la variedad, lo intelectual y un poco de lo animal.

 

Imagen: Pinterest

 

Porque eso nos gusta, hombres de corbata o chicos en jean y camisa de mangas. Altos y bajos, delgados o con unos cuantos kilos de más sobre su ombligo, diferentes y de todas las pieles pues así llenaremos unas cuantas hojas en nuestro libro llamado vida, un poco con categoría pasional tal vez.

Son noches que se convierten en diferentes pero fugaces, pues como siempre salimos corriendo al siguiente día. Somos de ese tipo de mujeres que puede pagar la cuenta en el restaurante para no llevarse ninguna deuda con el otro antes de terminar en la cama. Tan libres y diferentes que buscamos días y noches iguales a eso.

 

Imagen: Pinterest

 

Pero entonces yo me pregunto ¿Cuántas de ustedes se han atrevido a pertenecer a este grupo de mujeres? En busca de lo poco común, de lo ordinario pero que lleva la belleza y el gusto en lo ordinario. A cuantas de ustedes les ha provocado besar a un desconocido y luego desaparecer con la intensión de quedarse, cuantas han hecho cosas fuera de lo común con tipos diferentes en noches vestidas de lo mismo.

 

Imagen: Blogspot.