Olvida que yo ya olvidé

Se terminó, se acabó el amor de mi parte.

Olvidar no es fácil, pero por lo menos intenta hacerlo.

Es cierto que vivimos una historia preciosa. Una historia que duró lo que tenía que durar. No podemos aferrarnos a ello para toda la vida. Se terminó, se acabó el amor de mi parte. Lo siento, yo también creí que sería eterno. 

 

 

Me queda claro que todo lo que sube tiene que bajar.

Si alguien de los dos quería ser feliz con el otro, esa fui yo. Sabes lo que me sacrifiqué por esta relación, sabes con quiénes me enfrenté, sabes lo que dejé, pero después de todo lo vivido, me queda claro que todo lo que sube tiene que bajar.

Me enseñaste a confiar, a amar con el corazón dispuesto. 

Sí, te amé. Te amé como nunca he amado a nadie hasta ahora. Me enseñaste a confiar, a amar con el corazón dispuesto.

Tienes derecho a enojarte, pero por favor entiende lo que te digo.

 

 

No puedo regresar con alguien que ya no amo. ¿De verdad quieres eso? Quieres que te bese sin creer que eres el hombre al que amo. ¿Quieres que te bese sin deseo, sin mis sentidos locos por ti?

Amar es un arte, pero dambién un desastre.

Es mejor dejar ir. Amar es un arte, pero dambién un desastre. Ya no te amo. Ya olvidé. Dame chance de ser feliz sin ti, por favor. Dame chance de conocer una vida sin ti. No me fuerces, no me hagas esas caras, no me digas esas palabras.

No es justo que regrese contigo de esta manera, por eso no lo haré.

Lo siento, de verdad lo siento. Te amé, pero ya no.