Pasiones de un hombre de menos de medio siglo.

Entonces las historias de un hombre que ni siquiera ha llegado a la mitad de medio siglo capturaron mi atención. Una persona común y silvestre, como las miles y miles de personas que a diario transitan por la calle.

 

Imagen: Weheartit

 

Son historias de cama; pasiones, besos y caricias que se esconden debajo de la almohada de cada una de las mujeres que pasaron por los brazos de ese hombre joven; que hasta el momento tiene miles de historias acumuladas en su libro para contar cuando sobre pase el medio siglo. Un hombre con un poder de atracción tan fuerte que le permite fácilmente ser el autor de esas miles de historias vividas en carne propia.

 

Imagen: Weheartit

 

Encuentros con mujeres de todas las edades y nacionalidades, un hombre que incluso teniendo una mujer a su lado sigue experimentando. Y es que sus historias no solo han sido de dos, pues ha sido tan atrevido a su corta edad que aprendió a sumar esencias sobre las sabanas e incluso mezclo amistad con pasión. Una amistad que él quiere disfrazar con esa descripción, mientras su mente y corazón mueren por transformarla en amor, aunque su cuerpo sea más fuerte y solo quiera vivir momentos de pasión.

 

Imagen: Weheartit

 

Ni siquiera él sabe si esa virtud sea genética o es que la vida le ha transformado en un caballero de pasiones ocultas que atrae como presas a mujeres de todas las culturas. Mujeres impulsivas e incluso reservadas, las que bailan frente a él esperando captar su atención y las que le escriben a diario pretendiendo capturar su corazón.

Son las miles de historias que aún faltan por contar de un hombre que más que momentos de pasión, aun no encuentra la satisfacción suficiente de su mente.

 

Imagen: Weheartit