Peor que un hombre infiel, es una mujer que lo perdona todo.

Peor que un hombre infiel, es una mujer que lo perdona todo por no quedarse sola.

 

Y más que peor, sumamente patético. Todos llegamos al mundo solos y ni tan siquiera con ropa interior, y así mismo llegaremos a nuestro fin, entonces es de sabios entender que no necesitamos a alguien a nuestro lado para sentirnos seguros y completamente bien, es estrictamente necesario quererse lo suficiente para no caer fácilmente en la redes de alguien que quiera incluso apoderarse de nuestra individualidad, de nuestra libertad.

 

Creemos que los hombres infieles es lo peor que podemos ver en nuestra vida amorosa, pero no; peor que eso es verse al espejo y saber que has tolerado eso millones de veces con tal de no quedarte sola. Más que amor, es una costumbre de idiotas, son de uno de las dos lloras hasta dormir, mientras que el otro disfruta con una y otra.

 

Quiérete carajo, y valórate lo suficiente para no soportar que alguien te use cuando quiera y quiera meter en esta historia a una tercera persona, lo peor que puedes hacerte a ti misma es permitir una barbaridad como estas, todo el miedo absurdo a la soledad, como si hubieses nacido con alguien más pegado a ti. Nada mejor que disfrutarse uno mismo, darse el puesto que se merece y no permitirle a ningún individuo que quiera dañarte moralmente.

Y es que algo que se hace concurridamente es compararse con esa tercera persona y querer superarla todo por quedarse con el engendro que está en el medio, me pregunto yo ¿vale la pena esto?