Planeo no recibirte nunca más en mi vida

Cuando te conocí, pensé que tendría que tenerte en mi vida fuera como fuera.

Qué curiosos los caminos de la vida. Cuando te conocí, pensé que tendría que tenerte en mi vida fuera como fuera. Que eras a quien necesitaba para ser feliz. Que haría lo posible para que nunca te marcharas de mi vida. Pero qué equivocada estaba.

Hice todo lo que estuvo en mis manos para que tú fueses feliz conmigo, pero me olvidé de procurar mi propia felicidad, y tú, al ver que todo te lo daba, no te importó lo que estaba pasando conmigo. Creíamos tener la relación perfecta, pero solo estábamos siendo esclava y señor.

 

 

 

Estaba enceguecida, no veía las consecuencias a largo plazo.

Solo hacíamos los planes que tú queríamos. Siempre con tus amigos. Siempre con tu familia. Mis planes, mis gustos, mis amigos, mi familia, dejaron de ser relevantes para ambos. Yo no sabía el daño que me estaba haciendo. Estaba enceguecida, no veía las consecuencias a largo plazo.

Pasó el tiempo y tu posesión sobre mí me ahogaba. Todo el tiempo debía procurar hacer las cosas bien para que no te enojaras. Incluso ver películas y decir que me gustaba el protagonista era una ofensa para ti.

 

 

Nunca fui tu pareja, tu compañera, simplemente fui una maquina de satisfacción.

Ahora mismo planeo no recibirte nunca más en mi vida.

Ahora que abrí los ojos, y que descubrí la clase de relación que llevábamos, decidí sacarte de mi vida. Ahora mismo planeo no recibirte nunca más en mi vida. Estoy siendo clara, espero lo entiendas. Esto acabó para siempre. Nunca más volveré a tus sucias y manipuladoras redes.

Y te lo repito, esto acabó y PLANEO NO RECIBIRTE NUNCA MÁS EN MI VIDA. Espero se haya entendido.